Saltar al contenido

El último video de Richard Speck, lo muestra realizando sexo oral a un preso en la cárcel de Illinois, con los senos crecidos por las hormonas que se inyectaba para complacer a los otros prisioneros y diciendo:

«Si supieran cuanto me estoy divirtiendo, me dejarían libre mañana mismo».

18 Jul 1966, Dallas, Texas, USA --- The Dallas County Sheriff Department released two different mug shots of Richard B. Speck, 25, the accused slayer of eight student nurses in Chicago. Chicago Police Supt. O.W. Wilson said July 16

El 13 de Julio de 1966, Richard Speck, borracho y drogado, entró en una residencia de estudiantes de enfermería a pedir dinero para comprar más alcohol.

Entre 8 mujeres reunieron menos de 100 dólares. Speck, enfureció, las ató con una sábana y las mantuvo por horas en un cuarto.

Consiguió las llaves de otra habitación y, escogiéndolas con un juego de azar, las llevó, una a una, para violarlas, torturarlas y extrangularlas.

Después confesaría que lo hizo porque le recordaban a su esposa Shirley, a quien despreciaba porque, según él, lo humillaba sexualmente.

El matrimonio era un desastre, ella se quedó embarazada a los 15 años y él tenía constantes ataques de celo, quizás debido a su impotencia.

Se convenció de que ella lo engañaba y juró asesinarla.

Luego de asesinar a las enfermeras fue a pasar la noche en un hotel. Pero hubo una sobreviviente. Se había escondido debajo de una de las camas y observó el asesinato de sus compañeras.

Fue a llamar a la policía. Al día siguiente Speck escuchó la noticia de su propia masacre en la radio de la habitación.

Se metió al baño y se cortó las venas.

Pero un vecino de cuarto lo encontró y llamó a una ambulancia.

En el hospital, el médico que le salvó la vida, se fijó en el tatuaje de Speck. Había leído la descripción en un periódico. Inmediatamente llamó a la policía y les dijo que tenía un paciente moribundo, con la descripción del asesino de enfermeras.

Speck fue condenado a la silla eléctrica, pero gracias al cambio de leyes sobre la pena de muerte, su condena cambió a cadena perpetua en una cárcel de Illinois.

Algunos años después encontró en su celda un gorrión herido. Se dedicó a curarlo y alimentarlo, le amarró una pequeña cuerda a su pata y lo llevaba a todos lados. Hasta que un guardia se dio cuenta y le prohibió tener una mascota.

Speck se acercó a uno de los ventiladores y metió al gorrión hasta triturarlo.

Murió de un ataque corazón en 1991, luego de ser sodomizado repetidas veces por los demás presos; según su psiquiatra, como forma de penitencia por los crímenes que cometió.

fuente:

Dennis L. Breo, The crime of the century, ed. Skyhorse. 2016


Suscribirse


Otro caníbal en Berlín

El profesor Stefan R ayudó a un niño con discapacidad a pasar el año escolar, enseñándole como solo él podía hacerlo, a usar las tablas de multiplicar sin usar la memoria. También aprendió a disolver la carne del tejido corporal con hidróxido de sodio. El profesor Stefan R aprendió esta última habilidad de un maestro…

bebe de saipan

El bebé de Saipan

Durante la Batalla por Saipan, en julio de 1944, el ejército japonés entregó cuchillos y palos a los pobladores para atacar a los soldados norteamericanos. Las familias se escondían en trincheras improvisadas esperando que los soldados pasen. Las lluvias torrenciales provocaban que las trincheras colapsen y muchas familias morían ahogadas en medio del barro. El…