Saltar al contenido

cómo es la vida de una fotógrafa de guerra, dickey chapelle y su fotografía periodística

Dickey Chapelle fotógrafa de guerra

Para tomar fotos durante la revolución húngara de 1956, la fotógrafa de guerra Dickey Chapelle ocultó una mini-cámara Minox en su pecho y se hizo pasar por manifestante.

Pero la policía la arrestó y al darse cuenta de que había tomado fotos y era ciudadana estadounidense, la tomaron como rehén.

Pidieron fianza para dejarla salir del país. Estuvo cautiva por dos meses antes de que su esposo Tony Chapelle, pudiera pagar el dinero que los secuestradores pedían.

Aunque la situación la asustó, Chapelle regresó un mes después a la fotografía de guerra, esta vez reportó una rebelión en Algeria.

Al año siguiente, en 1958, se internó en la jungla cubana para reportar sobre el movimiento 26 de julio, el partido revolucionario de Fidel Castro. 

Estuvo junto a los guerrilleros viendo como desarrollaban sus tácticas contra el ejército de Fulgencio Batista.

En la batalla de la Maya, Chapelle entendió como un ejército tan pequeño de rebeldes cubanos podía enfrentarse a todo el ejército del gobierno.

«Estas no eran tropas entrenadas. Estos eran solo seis hombres con poco entrenamiento militar enfrentándose a 315 soldados del ejército de Batista y a un Bombardero con seis ametralladoras. Pero ellos nunca dejaron de disparar, ni siquiera por un segundo. Cuando las ventanas pasaban volando delante de ellos, solo se movían con rapidez hacia los otros cuartos y volvían a disparar desde otras ventanas. Nunca vi tanta disciplina en mi vida.»

Dickey chapelle la fotógrafa de guerra en su juventud

Chapelle había reportado la batalla de Iwo Jima en la segunda guerra mundial, así que si ella decía eso de las tropas revolucionarias de Castro, debía ser cierto. 

Esta fue la última vez que Fidel dejaba reportar sobre su círculo íntimo a una periodista norteamericana. 

Apoyó la revolución cubana, pero luego de ser testigo del giro que sus líderes tomaron, fue una de las principales voces en contra del comunismo. Esto la llevó a Vietnam como corresponsal de guerra.

Los altos mandos de la guerra de Vietnam la recibieron con dudas. Pero debido a su valentía y experiencia en maniobras militares, se fue ganando el cariño de los soldados, quienes luego pedían que sea ella quien les acompañara a las misiones peligrosas. 

Chapelle escribió una y otra vez sobre estos «hombres lo suficientemente valientes para poner en riesgo sus vidas en defensa de la libertad ante la tiranía».

Fue la segunda mujer en recibir el premio George Polk Memorial Award, por «contar las historias que nadie más podía contar», porque fue la única que se acercó a la misma línea de combate con el resto de soldados. 

fotografía tomada por Dickey Chapelle

El 4 de noviembre de 1956 Chapelle fue a cubrir una misión Chai – Lai, cuando uno de los soldados pisó una mina y una esquirla alcanzó su cuello cortándole la arteria carótida. Murió instantes después, sus compañeros la confortaron en sus momentos de agonía.

La noticia de su muerte decía:

«Ella se aventuró donde ángeles y hombres el doble de su tamaño temían entrar, no por demostrar nada a nadie, sino por que sentía que si un periódico o revista le había contratado para cubrir la guerra, se merecía una historia de primera mano, no una reescritura de las noticias enviadas por soldados hasta una base segura. Dickey fue una mujer celestial».


Suscribirse


Otro caníbal en Berlín

El profesor Stefan R ayudó a un niño con discapacidad a pasar el año escolar, enseñándole como solo él podía hacerlo, a usar las tablas de multiplicar sin usar la memoria. También aprendió a disolver la carne del tejido corporal con hidróxido de sodio. El profesor Stefan R aprendió esta última habilidad de un maestro…

El hombre que congeló el tiempo

Edgerton creó una pequeña cámara llena de mercurio que se activaba por el voltaje de una pila eléctrica. Cada vez que presionaba el botón del obturador de la cámara, una chispa eléctrica encendía el gas de mercurio, permitiendo el uso del flash al mismo tiempo que se realizaba la fotografía.