Saltar al contenido

El suicidio más hermoso: La trágica historia de Evelyn McHale

El Suicidio más hermoso

Esta foto tomada por el estudiante de fotografía Robert Wiles el 1 de mayo de 1947, minutos después de que Evelyn McHale saltará del edificio Empire state, fue bautizada por la revista Times como «el suicidio más hermoso».

 El 30 de abril de 1947, Evelyn Mchale tomó un tren desde nueva York hasta Pennsylvania para ver a su prometido Barry Rhodes. Durmió con él y al siguiente día, antes de que él se despierte, fue a la estación y compró un ticket de regreso a Nueva York. 

Fue directo al edificio Empire State, tomó el ascensor hasta el piso 86 y pidió permiso a un guardia para pasar al mirador.

 Este la vio acercarse a la baranda y contemplar la ciudad, dio la vuelta para revisar al resto de personas que entraban al piso.Cuando vio de nuevo, Evelyn Mchale ya no estaba ahí, solo su abrigo, perfectamente doblado y descansando sobre el otro lado de la baranda de protección. Evelyn había saltado y el sonido del impacto se había perdido con el ruido de la ciudad. Su cuerpo se estrelló contra un auto y ella parecía solo haberse dormido sobre el metal destrozado. El detective a cargo del caso encontró una nota en uno de los bolsillos del abrigo que decía:

«No quiero que nadie dentro o fuera de mi familia vea mi cuerpo ¿Podrían destruirlo con cremación? Te ruego a ti y a mi familia, no me hagan ningún servicio ni funeral. Mi prometido me pidió que me casara con él en junio. No creo que sea una buena esposa para él ni para nadie. Está mucho mejor sin mí. Dile a mi padre que me parezco demasiado a mi madre.»

 Su hermana reconoció el cuerpo en la morgue y cumplió con las órdenes de la nota.Convirtió el cuerpo de Evelyn Mchale en cenizas y las esparció en un lugar desconocido. Evelyn McHale nació en Berkeley, California pero se mudó con  su padre a Nueva York luego del divorcio de él con su madre. 

Ella padecía de depresión crónica pero nunca fue diagnosticada correctamente.  Con el divorcio perdió la custodia de sus hijas.

 La depresión era una enfermedad poco comprendida en la primera mitad del siglo XX. Muchas de las personas que la padecían terminaban con su vida. Hasta ahora es un tabú. El cerebro es parte del sistema nervioso y como tal puede ser el causante de un intenso dolor, incluso si ningún factor externo está afectando al cuerpo del paciente. 

Los maníaco depresivos pierden capacidades cognitivas básicas como la toma de decisiones o incluso el habla.

Evelyn Mchale seguramente padeció la misma enfermedad que su madre. Logró sobrevivirla por algunos años gracias a los cuidados de su hermana, quien le consiguió trabajo de contadora en la Kitab Engraving Company, en Manhattan. Ahí conoció a su novio Barry Rhodes, un ex soldado del ejército que planeaba una vida junto a ella. Él se enteró de la muerte de su prometida cuando el detective a cargo del caso llamó para preguntar si había notado algo extraño en el comportamiento de Evelyn.Él dijo que no. Barry Rhodes no se recuperó de la muerte del amor de su vida.Estudió ingeniería y nunca se casó. Murió en completa soledad el 9 de octubre del 2007. 

Foto alternativa, el suicidio más hermoso

 Según la nota de suicidio de Evelyn McHale, era su deseo que nadie vea su cuerpo después de la muerte. Fue una fatalidad que su cadáver haya pasado a la historia como «El suicidio más hermoso».

 La fotografía fue bautizada así por el choque emocional que produce. El cuerpo de Evelyn McHale parece reposar sobre unos almohadones, como si estuviera dormida. No hay signos de dolor en su rostro, ni el terror de un cuerpo destrozado por el impacto. Pero no son almohadones sino los metales retorcidos de una limusina, y Evelyn McHale no va a despertar, porque está muerta. 

El contraste de estas ideas produce una tensión en el espectador, sabemos que la muerte no es hermosa pero la fragilidad de este cuerpo en medio del metal nos confunde y nos cuestiona sobre el dolor y la vida.

 Tal vez por eso esta imagen nos sigue atrayendo, incluso si nos hace sentir mal. Lo único que nos queda es aprender a respetar la muerte, y sobre todo comprender que el suicidio es solo un síntoma más de una gravísima enfermedad. No tanto el pilar de un debate sobre lo valentía o lo sagrado.


Suscribirse


La mujer que masturbaba a los delfines.

En 1959, el científico estadounidense John Lilly, organizó un experimento que consistía en entrenar a un delfín para que produjera sonidos con el fin de comunicarse con los humanos. Se le enseñó al delfín a producir un silbido, llamado «ping» con su espiráculo, y se grabó el sonido. Su equipo creó un transmisor de radio que…

muñecas de manzana

apple-head dolls, los juguetes de los nativos americanos.

Las figuras con forma de cabeza hechas de manzana, trapos y cáscaras de maíz eran realizados por los Nativos Americanos para la curación, la adivinación y la protección de los espíritus malignos. La idea era que las manzanas se podrían de diferentes maneras, dependiendo de las condiciones ambientales y así resultaban distintos tipos de cabezas….

caballos muertos en nueva york

Los caballos muertos que se acumulaban en la ciudad de Nueva York

Los caballos muertos que se pudrían en las aceras de Nueva York En el siglo XIX cerca de 40 caballos morían diariamente en las calles de Nueva York.Antes de la invención del automóvil, los caballos eran el principal modo de transporte y carga. La expectativa de vida de un caballo era muy baja, debido a sobrecarga,…

Castigado a mosquitos en el gulag

Nikolai Getman, el pintor de los Gulag (1917-2004)

Una noche de octubre de 1945, Nikolai Getman y el grupo de artistas al que pertenecía se encontraban en un café. Uno de ellos sacó una caricatura de Stalin dibujada en un papel de tabaco, un informante los reportó y todos fueron arrestados y sentenciados bajo el Artículo 58 del Código Penal por propaganda antisoviética…

Richard Speck el asesino de enfermeras

El asesino de enfermeras: Richard Speck

Richard Speck violó y asesinó a 8 enfermeras en una noche frenética. Pasó el resto de su vida en la cárcel, abusado sexualmente por los demás presos.